Tarea de las 3 erres. Tarea 3

Información sobre las 3 erres:

Reduzca

- Adquiera productos en envases de gran capacidad y, preferiblemente reutilizables. Evite los envases de un solo uso.

- Trate de no comprar productos con envoltorios superfluos. Lo importante es el producto, no que el embalaje sea atractivo.

- Evite utilizar, en la medida de lo posible, artículos desechables como pañuelos de papel, rollos de cocina, vasos y platos de cartón, cubiertos de plástico, etc. La industria de productos de usar y tirar es la que crea más basura en todo el mundo.

- Conserve los alimentos en recipientes duraderos. No abuse del papel de aluminio. Adquiera alimentos frescos sin envases prescindibles.

- Evite utensilios y juguetes que funcionan a pilas. Si no es posible, utilice pilas recargables o pilas verdes no contaminantes.

Reutilice

- Al utilizar papel para escribir o para fotocopias, utilice las dos caras.

- Si tiene jardín, recicle la materia orgánica.

- Reutilice las bolsas de plástico del supermercado, para otros usos, como tirar la basura.

- No tire los tarros de cristal, son útiles para guardar pasta, legumbres, etc.

Recicle

- Separe los materiales que componen la basura para que se puedan reciclar. Utilice bolsas distintas para la basura orgánica, para el papel y el cartón, para los envases de vidrio y otra para el resto de envases (brik, plástico, latas…). Y deposite cada tipo de residuo en los contenedores que hay para ello.

- Haga un uso correcto de los contenedores de recogida selectiva. Un solo tapón de aluminio puede dar al traste con la carga de vidrio de todo un contendor.

- Para producir una tonelada de papel es necesario talar 5,3 hectáreas de bosque. El consumo anual en nuestro país obliga a cortar unos 20 millones de grandes árboles. Consuma menos papel, compre papel reciclado y envíe a reciclar todo el papel posible.

- No tire al contenedor de papel ni plástico, ni cartones de leche.

-          El cristal de vasos y bombillas no se puede reciclar conjuntamente con el de los envases. Deposite en los contenedores de vidrio sólo botellas y frascos.

-          No guarde ni mezcle con la basura los envases vacíos (o con restos) de medicamentos ni los que han caducado. Deposítelos en los contenedores que encontrarán en sus farmacias

A continuación, Imanol, relacionaremos esta información con la  disminución de la demanda energética en el hogar.

Gracias a todas estas arduas tareas ( reducir, reciclar, reutilizar y repoblar aunque esta última no entré en el trabajo) notamos que en nuestro hogar necesitamos menos productos para hacer más.

En los últimos 20 años, en los países desarrollados en consumo energético ha ido disminuyendo. Se ha estimado que desde 1970 a la actualidad de media, se usa un 20% menos de la energía, en la generación de la misma cantidad de bienes. Por contra, en los países en desarrollo, aunque el consumo por persona es mucho menor que en los desarrollados, la eficiencia en el uso de energía no mejora, debido fundamentalmente a su deficiencia en tecnologías modernas. Y mejorando la eficacia energética es posible disminuir el consumo energético considerablemente (se estima que del orden del 18% para la Unión Europea). Existe una amplia gama de medios y mecanismos para lograr ahorro energético tanto en el hogar como en el transporte.

Por todo esto, podemos extraer de que la disminución de energía en nuestros hogares es debido  a la mayor eficencia de la energía por parte de nuestros electrodomésticos y nuestro cada vez mejor uso de estos.

Ahora yo ( Asier Peña) paso al apartado b) en el cual elaboro una serid e cuestione spara el ahorro de electricidad en el hogar:

ORIENTACIÓN Y AISLAMIENTO DE LA VIVIENDA

La compra de una vivieda es una de las mayores inversiones que hacemos a lo largo de nuestra vida. Por este motivo, cuando decidamos comprar una casa, además de considerar factores tan importantes como el precio, el tamaño y la ubicación, los acabados, las calidades de ciertos materiales, los equipamientos, etc., debemos prestar atención a la “calidad energética” de la vivienda. Esta calidad se reconoce de acuerdo a la certificación energética de los edificios, que es un sello que garantiza la eficiencia energética de los mismos.

Veamos algunos consejos para mejorar la calidad energética de nuestra vivienda:

  • Es interesante conseguir la orientación al sur de las estancias más utilizadas (comedor, sala de estar, etc.) y la orientación al norte de aquellas que no necesiten excesivas condiciones de confort (servicios, cocina, etc.)
  • Una vivienda mal aislada necesita más energía (en invierno se enfría rápidamente y en verano se calienta más y en menos tiempo). Pequeñas mejoras en el aislamiento pueden conllevar ahorros energéticos y económicos de hasta un 30% en calefacción y aire acondicionado
  • Un buen aislamiento de los muros que separan viviendas contiguas, además de disminuir el ruido, evita pérdidas de calor
  • En el caso de las ventanas, la medida más eficiente en nuestra provincia es instalar la doble ventana (o, al menos, el doble acristalamiento), ya que reduce prácticamente a la mitad la pérdida de calor con respecto al cristal sencillo Procure que los cajetines de las persianas no tengan rendijas y estén convenientemente aislados Si tiene chimenea, cierre el tiro de la misma cuando no la esté usando.

1. EL FRIGORÍFICO

-          Coloque el frigorífico lejos de las fuentes de calor (hornos, radiadores) y de la radiación solar directa.

-          Mantenga la parte trasera del frigorífico limpia y ventilada, ya que en malas condiciones consumen hasta un 15% más.

-          Compruebe que las gomas de las puertas permiten un buen cierre hermético, evitará así pérdidas de frío.

-          No sobrecargue demasiado el frigorífico, dificulta las corrientes de aire frío y por tanto el enfriamiento adecuado de los alimentos.

-          No abra la puerta del frigorífico inútilmente y piense lo que va a coger de su interior antes de abrirla. Unos segundos bastan para perder buena parte del frío acumulado.

-          No introduzca alimentos calientes, aumenta considerablemente el consumo. Si los deja enfriar fuera, ahorrará energía.

-          Descongele los alimentos en el compartimento de refrigerados en lugar de hacerlo en el exterior, de este modo tendrá ganancias gratuitas de frío.

-          Ajuste el termostato para mantener una temperatura de 6 ºC en el compartimento de refrigeración y de -18 ºC en el de congelación. Cada grado que reduzca la temperatura aumentará innecesariamente un 5% el consumo de energía del aparato.

2. LA LAVADORA

-          El 80% de la energía que consume la lavadora se utiliza para calentar el agua, por lo que es importante lavar, siempre que se pueda, con agua fría o programas de baja temperatura (usar el programa de 60 ºC en lugar del de 90 ºC reduce el gasto energético a la mitad).

-          Utilice su lavadora a plena carga y en los programas económicos.

-          La secadora es un gran consumidor de energía. Aun así, si usa la secadora, centrifugue previamente la colada, gastará mucha menos energía.

-          Limpie regularmente el filtro de la lavadora, funcionará mejor y ahorrará energía.

3. EL LAVAVAJILLAS

-          Procure usar el lavavajillas. Lavar a mano con agua caliente puede resultar hasta un 60% más caro que hacerlo con un lavaplatos moderno a plena carga, además de su esfuerzo y el ahorro de agua.

-          Elija un modelo con varias posibilidades de lavado y que incluya la opción de ciclo frío y económico. Use estos programas para vajillas poco sucias y deje el ciclo intensivo sólo para cuando la vajilla esté muy sucia.

-          Si aclara la vajilla antes de meterla en el lavavajillas utilice agua fría.

4. LA COCINA Y EL HORNO

-          Procure que la llama de su cocina no sobrepase la base de los recipientes.

-          Tape las cacerolas y conseguirá una cocción más rápida y de menor consumo.

-          Utilice la olla a presión, a ser posible la super rápida, consume menos energía y ahorra mucho tiempo.

-          No mantenga el fuego al máximo cuando los alimentos estén hirviendo, ya que se produce un gasto innecesario de energía.

-          En la placa vitrocerámica o eléctrica aproveche el calor residual apagándola unos minutos antes de terminar de cocinar.

-          Utilice siempre que pueda el microondas en lugar del horno convencional, ya que supone un ahorro de energía entre el 60% y el 70%.

-          No olvide que cada vez que abre la puerta del horno para comprobar el punto de cocción se producen unas pérdidas de hasta un 20% del calor acumulado.

-          Precaliente el horno sólo cuando sea estrictamente necesario (para cocciones superiores a una hora, no suele ser necesario).

5. LA PLANCHA

-          Evite utilizar la plancha para una sola prenda, procurando planchar una mayor cantidad de ropa de una sola vez.

-          Comience planchando la ropa que necesite de menor a mayor calor.

-          No deje la plancha encendida si va a interrumpir la tarea durante más de diez minutos.

6. LA ASPIRADORA

-          Compruebe que los filtros están limpios y no deje que los depósitos se saturen de polvo y basura, conseguirá así un menor consumo de energía y prolongará su vida útil.

LOS SISTEMAS DE CALEFACCIÓN

-          El buen mantenimiento y uso de los sistemas de calefacción, tan importantes en los hogares burgaleses, puede verse reflejado en un importante ahorro de energía:

-          Entre el 25% y el 30% de nuestras necesidades de calefacción son debidas a las pérdidas de calor que se originan en las ventanas. Revise y mejore sus aislamientos en caso de que detecte deficiencias en los mismos.

-          Procure que la temperatura se mantenga en unos 20-22ºC. Recuerde que por cada grado que la aumentemos, se incrementa el consumo de energía aproximadamente en un 7%.

-          Si tiene habitaciones vacías o en desuso, la temperatura se puede bajar o incluso se puede cerrar la válvula del radiador.

-          Las calderas deben recibir un adecuado mantenimiento y someterse a revisiones periódicas. Una caldera en mal estado tiene dificultades para la combustión y consume más.

-          Purgue los radiadores periódicamente, al menos una vez al año, ya que el aire contenido en su interior dificulta la transmisión del calor.

-          La mejor colocación de los radiadores es debajo de las ventanas, haciendo coincidir su longitud con la de la ventana para favorecer la correcta difusión del aire caliente por la habitación.

-          No cubra ni obstruya los radiadores con muebles, cortinas, etc.

LA ILUMINACIÓN

-          En la iluminación de nuestros hogares debemos prestar especial atención para evitar el malgasto energético. Aquí tiene algunos consejos:

-          Siempre que sea posible aproveche la iluminación de la luz del sol, que es más natural, menos contaminante y, además, gratuita.

-          Regule la iluminación a sus necesidades, estudiando la ubicación de sus lámparas y puntos de luz y dé preferencia a la iluminación localizada: además de ahorrar conseguirá ambientes más confortables y acogedores.

-          No olvide apagar las luces en las habitaciones que no esté utilizando y reduzca la iluminación ornamental en exteriores (jardines, etc.).

-          Mantenga limpias las lámparas y pantallas, aumentará la luminosidad sin aumentar la potencia.

-          Las bombillas de bajo consumo son algo más caras que las tradicionales, pero duran hasta 10 veces más y son más eficientes energéticamente (hasta un 80%).

-          Instale reguladores o atenuadores de intensidad luminosa en las lámparas incandescentes, ahorrando así energía y prolongando la vida de estas lámparas.

-          En el caso de los tubos fluorescentes, procure no apagarlos y encenderlos repetidamente, ya que su vida útil se reduce con el número de encendidos (si los piensa apagar por un tiempo inferior a 20 minutos, es preferible dejarlos encendidos).

-          Los detectores de presencia, que encienden o apagan las luces automáticamente al detectar la presencia de personas, son muy eficientes en zonas de paso y garaje.

Tomando de ejemplo la tabla modelo de CTS he hecho una pequeña encuesta para ver que acciones serían más viables. Se muestra a continuación:

  1. Utilice siempre que pueda el microondas en lugar del horno convencional, ya que supone un ahorro de energía entre el 60% y el 70%.
  2. Si tiene habitaciones vacías o en desuso, la temperatura se puede bajar o incluso se puede cerrar la válvula del radiador.
  3. Procure que la temperatura se mantenga en unos 20-22ºC. Recuerde que por cada grado que la aumentemos, se incrementa el consumo de energía aproximadamente en un 7%.
  4. Procure usar el lavavajillas. Lavar a mano con agua caliente puede resultar hasta un 60% más caro que hacerlo con un lavaplatos moderno a plena carga, además de su esfuerzo y el ahorro de agua.
  5. El 80% de la energía que consume la lavadora se utiliza para calentar el agua, por lo que es importante lavar, siempre que se pueda, con agua fría o programas de baja temperatura (usar el programa de 60 ºC en lugar del de 90 ºC reduce el gasto energético a la mitad).
  6. No abra la puerta del frigorífico inútilmente y piense lo que va a coger de su interior antes de abrirla. Unos segundos bastan para perder buena parte del frío acumulado.
  7. Ajuste el termostato para mantener una temperatura de 6 ºC en el compartimento de refrigeración y de -18 ºC en el de congelación. Cada grado que reduzca la temperatura aumentará innecesariamente un 5% el consumo de energía del aparato.
  8. Utilice su lavadora a plena carga y en los programas económicos.
  9. Si aclara la vajilla antes de meterla en el lavavajillas utilice agua fría.

10.  Utilice la olla a presión, a ser posible la super rápida, consume menos energía y ahorra mucho tiempo.

Estas han sido las más votadas.

A continuación se ha preguntado a 20 personas haber si utilizarían estas acciones para ahorrar energía y colaborar con el medio ambiente (edad y sexo):

Mujeres de menos de 20 años: 15 % escépticas, 20 %  iniciándose en la sostenibilidad, 50 % con conciencia sostenible y 15 % totalmente sostenibles.

Mujeres de más de 20 años: 5 % escépticas, 25 % iniciándose en la sostenibilidad, 40 % con conciencia sostenible y  30 % totalmente sostenibles.

Hombres de menos de 20 años: 20 % escépticas,40 % iniciándose en la sostenibilidad, 20 % con conciencia sostenible y 20 % totalmente sostenibles.

Hombres de más de 20 años: 10 % escépticas, 45 % iniciándose en la sosteniblidad, 30% con conciencia sostenible y 15 % totalmente sostenibles.

Imanol, son resultados aproximados ya que de otra manera me era imposible ser exacto.

d)  todo esto, podemos afirmar, por lo menos de nuestro punto de vista ( no quiero decir que sea el correcto) de que hoy por hoy si sería de que la población mundial con malos usos de la energía realice un cambio hacia una nueva cultura energética más sostenible y respetuosa para todos y para la Tierra ya que las tareas que prponemos están al alcanze de todos y no son de mucha complejidad por lo tanto si se quiere sería totalmente posible el que la energía se utilizara correctamente.

«Manual de buenas prácticas para la disminución del consumo eléctrico y análisis estadístico»

Sobre todo las citadas anteriormente, nevera, plancha,etc

http://www.palaciosantiago.com/estructura/MBPM%20ATLANTICO%20CONGRESOS,%20SL.pdf

Bibliografía:

  • Monografías.com
  • Wikipedia.com
  • Universitas.usal.es
  • Paginas que aparecen en la Wiki.

Ninguna respuesta to “Tarea de las 3 erres. Tarea 3”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: